sábado, agosto 20, 2005

Gatopardo publica informe perjudicial a la imagen de la minera Doe Run

En su edición de este mes, la revista internacional Gatopardo publica un artículo de Marina Walker Guevara sobre el drama de los niños de La Oroya contaminados con plomo, producto de los trabajos de la empresa norteamericana Doe Run Co.

En Lima, han sido pocos los medios que han publicado informes sobre los daños ambientales ocasionado por las mineras, concentrándose principalmente en los ataques de los comuneros a las minas.

De acuerdo al informe titulado ‘Los niños del plomo’, en la zona de la región Junín "diversos estudios han demostrado que prácticamente todos los niños están intoxicados con plomo en niveles tres veces mayores, en promedio, que lo máximo permitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es más, debido a la intoxicación los menores no crecen de acuerdo a su edad y su peso, ocasionando la exposición prolongada daños irreversibles al sistema nervioso central.

Según el presidente de la empresa en el Perú, Bruce Neil, las emisiones de plomo se han reducido más de un tercio. "El hecho de que haya niños con altos niveles de plomo es absolutamente inaceptable. Tenemos que bajar ese número a cero", le dice a la periodista.

Luego, el trabajo de Walker Guevara detalla como el complejo metalúrgico se ha convertido en la fuente principal de vida de las personas, lo que explica la defensa de los trabajadores a favor de la empresa cuando amenazó con retirarse si el gobierno no le ampliaba el plazo para completar su plan ambiental que culminaba el 2007.

En estos días, la prensa local ha cubierto las protestas de los comuneros de Huancabamba para exigir el retiro de la minera Maja, lo que ha ocasionado un rechazo unánime de la prensa por atentar contra la inversión privada.

Sin embargo, muy pocas veces se ha visto investigaciones detalladas que verifiquen in situ el grado de contaminación en las zonas donde trabajan las mineras.

Una deuda pendiente de la prensa sin duda. Más aún, cuando las compañías mineras son las más poderosas del país.

Fuentes: Gatopardo y Perú.21

2 comentarios:

Ernesto dijo...

Pues si, ahora la campaña es de acoso y derribo a quienes no quieren mineria en su zona, olvidandose de que hay razones justificadas para temer la presencia minera.
No han oido hablar del modelo de stakeholders para casos como este? Acaso ven concebible que las comunidades acepten asi como asi el que les coloquen una explotacion minera al costado de su pueblo y sus cultivos SIN CONSULTAR?
Curiosamente son estos mismos medios de comunicacion los que saltan al techo cuando se plantean cambios de zonificacion en algunas zonas residenciales.....

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.